Colegio Sagrado Corazón

Sagrado Corazón

COLEGIO Y CENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL

CATÓLICO Y PRIVADO-CONCERTADO

"Con el corazón mirando al futuro"

logocartel_70aniv-100x100_conlazo
LOGO_BEDA_250

Misioneros españoles nos cuentan sus experiencias solidarias en Perú y Etiopía

El acto sirvió para presentar la reforma de la puerta de acceso a la Capilla

Ella se llama Gloria y es enfermera. Él se llama Pablo, y es ingeniero. Tienen menos de 30 años. Y se aman. Pero si están aquí, y van a protagonizar esta noticia, no es por ese amor, sino por otros más grandes y más elevados: el amor a Dios y el amor al prójimo.

Porque Gloria y Pablo, religiosos laicos, pertenecen a ese reducido colectivo de seres humanos que deciden poner a los demás por delante de sus propios intereses, y se lanzan a ayudar sin esperar nada a cambio. Así que, desde hace años, llevan colaborando con la Iglesia en diferentes proyectos solidarios en donde el mundo los ha necesitado: Perú, Etiopía, Albania…

El año que viene, cuando ya sean marido y mujer, marcharán, sin un destino fijo todavía, a ser misioneros de oficio -hasta ahora han estado en formación- y vivirán dos años en el lugar que el Obispado designe para ellos.

Entre fotos de su viajes previos y palabras que calaban entre el auditorio, ayer estuvieron, acompañados de nuestro capellán, el Padre Pedro Pablo, en el Colegio Sagrado Corazón, donde pronunciaron, en el foro del programa PROTUVER, sendas charlas de unos 45 minutos a los alumnos de 5º y 6º de Primaria y de 1º, 2º, 3º y 4º de la ESO.

Gloria contó que su pasión por la solidaridad le viene heredada de sus tíos, que fueron misioneros en Perú, donde ella, allá por 2017, tuvo su primer contacto con la cooperación.

En los países que visitan, contaron, colaboran en aquello que más se les necesita, casi siempre para organizaciones religiosas como las Misioneras de la Caridad. Bien pueden desarrollar su actividad en un orfanato, en un hospital, en la cárcel o en centros de mayores, acompañando a personas que no pueden valerse por sí mismas.

Fue una charla deliciosa en la que nuestros alumnos tomaron contacto con valores esenciales como la empatía, la generosidad, la solidaridad… Y que siguieron con mucha atención. Estamos seguros de que lo que oyeron les hizo pensar, como a todos nosotros.

No se nos podía haber ocurrido un evento de más calado y tanta entrega personal para inaugurar la puerta que da paso desde el Salón de Actos a la Capilla, que acabamos de reformar y estrenar.

Os dejamos con unas fotos de la charla y del nuevo acceso a la Capilla:

No se permiten comentarios.