Colegio Sagrado Corazón

Sagrado Corazón

COLEGIO Y CENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL

CATÓLICO Y PRIVADO-CONCERTADO

"Con el corazón mirando al futuro"

logocartel_70aniv
LOGO_BEDA_250

Aprendizaje a pleno rendimiento cumpliendo todas las medidas de seguridad

Desde la aparición del virus, muchas cosas han cambiado en los últimos meses para nuestros niños. Primero, como los adultos, fueron confinados y tuvieron que acostumbrarse a la enseñanza a distancia; después llegó un largo y complejo verano y, por fin, casi seis meses después, volvieron al lugar que les corresponde: las aulas.

Y aunque las medidas de seguridad han limitado en cierto modo su forma de estar y de compartir en el colegio, lo cierto es que podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que todos estamos ya, de nuevo, a pleno rendimiento.

El esfuerzo ha sido titánico. Se han adaptado siete aulas nuevas entre infantil, primaria y secundaria para que en ninguna de ellas haya más de 20 alumnos. Se han señalizado los pasillos con vías de subida y bajada para que los niños no se crucen; se han limitado los espacios del patio para que cada «grupo burbuja» se mantenga alejado del resto de alumnos; se han instalado por todo el colegio geles hidroalcohólicos, habilitado baños, adaptado el comedor, contratado nuevos docentes, modificado horarios, comprado termómetros, y un largo etcétera de pequeños detalles.

Y, pese a la amplia lista de precauciones, los que formamos el día a día del colegio, tanto alumnos como profes, secretarias, comedor… vivimos con una sonrisa permanente en el rostro. Porque, mucho más allá de cualquier incomodidad coyuntural, gozamos de la felicidad de volver a estar juntos, de sentirnos acompañados, de poder apoyarnos unos a otros en momentos difíciles, de volver a tener ahí a un amigo, a un maestro que te resuelve una duda… Ha sido enternecedor ver cómo los pequeños iban recuperando poco a poco la relación con sus iguales y, si cabe, con más cariño que antes. ¡Haremos todo lo  posible porque esto dure todo el curso!

Así que un mes después de las primeras clases podemos sentirnos orgullosos (pero dispuestos a no bajar la guardia) del resultado de tanto esfuerzo de toda la comunidad: la titularidad del centro, el claustro, los padres y madres, y los propios alumnos, que están cumpliendo las normas con una responsabilidad conmovedora.

En esta última semana los alumnos del colegio han acudido, como cada año, a la Parroquia San Timoteo donde el Padre Pedro Pablo ha oficiado la primera misa del año. Como se puede comprobar en las fotografías, cada detalle estaba pensado y cada niño ocupaba un lugar alejado del resto de los compañeros, por lo que, como siempre, las medidas de seguridad estaban garantizadas.

Además, como también se puede contemplar en las imágenes de abajo, los alumnos de infantil, únicos que tienen la suerte de no necesitar ir con mascarilla, se preparan para volver a casa. Y, por último, puede observarse una clase en 1º de la ESO, donde los más mayores, de igual modo que el resto de miembros del colegio, reciben clase con la debida distancia de seguridad.

No se permiten comentarios.
error: Alerta: No permite la copia de este contenido